Entrevista al doctor Carlos Alberto Nolazco

Se registra una mayor conciencia preventiva de los males prostáticos

Olvidada por los medios, ausente de las campañas sanitarias preventivas, lejos de la notoriedad alcanzada por sus hermanos famosos como el cáncer de mama, el SIDA, el dengue o el cólera, la próstata -y los males que la amenazan- ha comenzado a revertir su condición de cenicienta discriminada y silenciosa.

Fue la estrella de la Semana de la Próstata, realizada en el hospital de Clínicas “General San Martín”, el hospital escuela de la Universidad Nacional de Buenos Aires. Entonces sí tuvo prensa y un acompañamiento masivo.

Durante esa semana fueron atendidos 2711 hombres mayores de 50 años. Como consecuencia de los resultados de los análisis de PSA se dispuso realizar biopsias a un número de pacientes entre 500 y 600. En tanto, cien pacientes deberán seguir tratamiento urológico por HBP (hiperplasia benigna de próstata).

entrevista1

Fue coordinador de la Semana de la Próstata el doctor Carlos Alberto Nolazco, a la vez jefe de consultorios externos de Urología en el hospital de Clínicas. Con él dialogamos.

– La masiva afluencia registrada se debió, seguramente, a la promoción que se hizo de la Semana de la Próstata, pues de otra manera tal vez no habría habido una respuesta así procurando prevenir los males prostáticos.

– Puede decirse que últimamente hay una mayor conciencia respecto de la prevención. De todas maneras fue grande la ayuda de los medios de comunicación que realizaron una campaña tanto en los medios gráficos como radiales y televisivos.

Esto llegó a la comunidad y es importante destacar que aquellos pacientes aquejados por la situación económica, que no tienen una cobertura de prepagas u obras sociales porque son desocupados, pudieron realizar las consultas y exámenes sin desembolso alguno, pues durante la Semana de la Próstata la consulta médica y todos los exámenes fueron gratuitos, lo mismo que los que se siguen practicando hasta llegar al diagnóstico final.

– Pero ahora, ¿cuan onerosa es la atención en los consultorios externos?.

– El hospital de Clínicas es un hospital universitario y, desde algunos años, es uno de los hospitales llamados de autogestión. Esto es que el paciente debe abonar un arancel bajo por la consulta y luego los estudios para llegar a un diagnóstico están arancelados. De todas maneras, cuando la situación económica del paciente no le permite afrontar esos gastos, interviene un servicio de asistencia social a través del cual se le brinda atención gratuita.

– ¿Como aprecia Ud. los adelantos científicos en materia de patologías prostáticas que se registran en la Argentina en relación con otros países, incluyendo Estados Unidos?.

– Sin ser soberbios, podemos decir que estamos a la par de los adelantos mundiales, tanto para el diagnóstico como para el tratamiento en cada una de las áreas de la urología.

Si bien la investigación en países del primer mundo, como Estados Unidos, está mas avanzada y ellos muchas veces descubren estos adelantos nosotros, gracias a los congresos, a las publicaciones, revistas médicas y cursos que podemos llegar a hacer en el exterior, nos ponemos al tanto permanentemente de los progresos registrados.

Con respecto al diagnóstico del cáncer de próstata últimamente ha habido un gran adelanto a partir del descubrimiento del PSA, que es el antígeno prostático específico, cuyo nivel en sangre y junto con el tacto rectal y muchas veces la ecografía transrectal, nos permite llegar a una detección precoz del cáncer.

En cuanto a tratamientos han aparecido algunos nuevos. Podemos hablar de una puesta a punto de la prostatectomía radical, que si bien tiene muchos años ha resurgido porque se ha mejorado la técnica para curar, en la mayoría de los casos, el cáncer de próstata.

Luego tenemos el tratamiento radiante, que ha tenido dos sistemas nuevos. Uno es la radioterapia tridimensional conformada, que es una radioterapia muy puntual sobre la próstata que se considera que puede ser, en muchos casos, curativa.

Últimamente ha aparecido, y en nuestro país ya la estamos realizando, la braquiterapia que es la implantación en la zona alrededor de la próstata de semillas radiactivas, un procedimiento que no necesita internación. El paciente a las 24 o 48 horas está trabajando, y también se considera un tratamiento tipo curativo. La implantación se realiza con un equipo multifuncional compuesto por un urólogo, un ecografista y un radioterapeuta que es el que señala los lugares donde se colocan las semillas. La braquiterapia ya se está aplicando en nuestro hospital.

– La braquiterapia ¿es un tratamiento costoso?.

– Como pasa con la mayoría de los nuevos descubrimientos, como pasó con la tomografía computada y la computación, al principio los tratamientos pueden resultar onerosos. Aquí lo que resultaba más costoso era la importación de las semillas, pero estas ya se está fabricando en nuestro país.

– ¿Existen tratamientos de los llamados naturistas o alternativos para combatir el cáncer y las otras enfermedades prostáticas?.

– Aparte de las terapias que he mencionado está el tratamiento farmacológico, con medicación, sobre todo medicación de antiandrógenos, que puede ser de por vida o alternada y que ofrece buenos resultados.

Respecto de las terapias alternativas, no hay ninguna que pueda llegar a ser curativa. Lo importante es que el paciente que tiene un cáncer de próstata o cualquiera otra enfermedad no sólo urológica, esté armónico con su vida, que no tenga hábitos como, por ejemplo, el cigarrillo, el alcohol, también el stress, pues pueden disminuir las defensas del cuerpo y evitar que la curación sea efectiva.

Toda terapia que esté en el camino de brindar una armonía tanto sicológica como física al paciente es bienvenida por el médico y nos ayuda a nosotros porque, en un terreno fértil como puede ser un paciente que esté bien, que no esté estresado ni tenga malos hábitos, las terapias que nosotros podamos realizar van a ser mas efectivas.

– Se dice que la mitad de los hombres mayores de 50 años padecen o contraerán alguna enfermedad prostática y algunos cáncer.

– En nuestro país no tenemos todavía una estadística de cuantos pacientes pueden llegar a tener algún problema prostático y justamente estamos esperando con mucha ansiedad los resultados de los estudios de la Semana de la Próstata, donde vamos a poder apreciar cual es la realidad. En esa semana también hemos interrogado a los hombres mayores de 50 años acerca de un estado llamado la andropausia, haciéndole preguntas acerca de su salud sexual, es decir, como son sus erecciones, como es su eyaculación, como está su líbido o deseo sexual. Entonces vamos a tener, además de una estadística de las enfermedades prostáticas en hombres mayores de 50 años, una estadística sobre la salud sexual en estos pacientes en el siglo XXI y en nuestro país.

– Uno de los temores con que el hombre llega a la cirugía prostática es el de la incontinencia e impotencia. ¿Estas secuelas son frecuentes?.

– Como he dicho antes se ha mejorado muchísimo la técnica para evitarlas, pero muchas veces la incontinencia no depende de la técnica ni del cirujano, sino del tumor, en que estructuras nerviosas está englobado. Entonces, si bien la técnica ha ido mejorando con el correr del tiempo y ya son mínimos los casos en que puede haber una incontinencia urinaria, todavía hay un pequeño porcentaje de posibilidades de que pueda llegar a suceder.

Con respecto a la impotencia sexual, también ha mejorado la técnica que trata de conservar los nervios erectores y todo el paquete que tiene que ver con la función eréctil, pero como con la incontinencia pueden ocurrir algunos casos, que llamamos disfunción sexual eréctil.

Respecto de las dos posibilidades tenemos distintos métodos para poder llegar a solucionar estos problemas si llegan a suceder.

– Al hombre mayor de 50 años que llega a la consulta y lo encuentra sano ¿qué le aconseja para que no llegue a enfermarse en el futuro?.

– Al hombre que llega al consultorio se le realiza una revisación prostática: el examen digital vulgarmente conocido como tacto rectal, un análisis de PSA, una ecografía y una flujometría que es un estudio que se realiza para medir la fuerza y el calibre del chorro miccional.

Si los resultados de estos estudios son normales se le va a decir al paciente que evite las comidas demasiado picantes, los excesos de alcohol y de café y que en el término de un año vuelva a la consulta.

Aún cuando los estudios sean normales, pero si el paciente refiere que se levanta muchas veces de noche a orinar o lo hace muy seguido durante el día, habrá que realizar otros estudios para ver donde está el problema.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s